viernes, 1 de abril de 2016

Baja el nivel de la presa de Tavera; crece demanda de agua


Resultado de imagen para Baja el nivel de la presa de Tavera; crece demanda de agua
SANTIAGO.- El embalse Tavera-Bao ha tenido un descenso estrepitoso de seis metros, mientras llueven las quejas de los santiaguenses por el precario servicio de agua potable.La falta de lluvia situó a la presa de Tavera en 314.40 metros cúbicos sobre el nivel del mar, una reducción de seis metros. Para finales del mes de marzo del 2015, se encontraba por encima de los 316.00. 


Héctor Jáquez, director de operaciones de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), recordó que en tiempos normales el embalse debería estar en 320 metros cúbicos sobre el nivel del mar, para poder manejar la demanda de agua. En el censo del año 2010 se establecía que la Coraasan abastecía del líquido a un millón de personas en seis municipios de la provincia de Santiago, sin embargo, esta demanda se ha disparado con el crecimiento de la población y las nuevas construcciones. 

Precariedad 

Las comunidades más afectadas son Tamboril, Puñal, Licey al Medio, Santiago como municipio cabecera, Villa González y San José de las Matas. Mientras Navarrete, Sabana Iglesia y Jánico y los distritos municipales de La Canela y Hato del Yaque dependen del servicio que brinda el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa). 

A los problemas de disminución del embalse Tavera-Bao se agrega la pérdida de un 20 por ciento de capacidad de captación de la toma de agua La Noriega, que además de Santiago abastece al municipio de Moca. De contar con una capacidad de cinco metros cúbicos por segundo, ahora solo pueden entregar 3.80. En comunidades como Tamboril y otros poblados, algunas familias han optado por colocar bombas ladronas para poder obtener el líquido. También en residenciales y sectores como la Villa Olímpica sus moradores han expresado sus quejas por la precariedad del servicio. 


Acueducto de Cienfuegos podría compensar  
La Coraasan se ha embarcado desde el pasado año en la construcción del acueducto de Cienfuegos, en el que cifran sus esperanzas para poder compensar y abastecer a prácticamente 300 mil personas. No obstante, la obra marcha a ritmo lento. Las comunidades afectadas por los problemas de agua son Hato del Yaque y La Canela que utilizan el líquido del canal.


elcaribe.com.do

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, Tu comentario es importante y siempre será de utilidad para mejorar!