jueves, 22 de octubre de 2015

Domínguez ve “nefasta y duro golpe a lucha contra impunidad” sentencia SCJ


Brito: “Basta de impunidad”

Procurador ve “nefasta y duro golpe a lucha contra impunidad” sentencia SCJ Ante cuestionamientos de periodistas con relación a que si el Ministerio Público apelará el fallo emitido por los jueves de la Suprema Corte de Justicia en el caso de Félix Bautista y otros seis acusados de corrupción y lavado de activos,  el Procurador manifestó que no le merece ningún crédito ni confianza seguir adelante, específicamente, en este proceso. 

Santo Domingo.- Las autoridades del Ministerio Público calificaron de nefasta y un duro golpe a la lucha contra la  impunidad, la decisión de los  jueces de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia, que ratifica el Auto de No Ha Lugar emitido a favor del exdirector de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), Félix Bautista, y otros seis acusados de corrupción y lavado de activos.

Indicaron que con ello se desacredita el sistema de justicia y se da un mal ejemplo a la sociedad y a todos aquellos que ocupan una función pública.
El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, condenó la decisión tras advertir que constituye un franco retroceso al combate de la corrupción administrativa y el mal uso de los fondos públicos.

“Se trata de una decisión que va muy en contra del interés nacional y de lo que establecen la Constitución y las leyes. El recurso de apelación interpuesto en contra del Auto que favoreció al grupo de implicados, fue muy amplio, con fundamentos jurídicos relevantes y suficientes para su revocación y el envío de este caso a juicio de fondo”, manifestó.

La Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia, integrada por los jueces Miriam Germán (presidenta),  Esther Angelan Casasnovas, Fran Euclides Soto, Juan  Hirohito Reyes y Mariana Daneira García Castillo, con el voto disidente de las dos primeras juezas, ratificó el Auto de No Ha Lugar que fue emitido el pasado 27 de marzo por el juez Alejandro Moscoso Segarra a favor del senador Félix Bautista y otros seis implicados en el caso, quedando así rechazada la solicitud de revocación hecha por el Ministerio Público mediante recurso de apelación.

Las autoridades del Ministerio Público expresaron que es una decisión muy negativa, que marca de manera lastimosa los esfuerzos hechos para que el país tome un rumbo diferente en cuanto al castigo de todo el que dé un uso irregular a los recursos del Estado.  

Recordaron que es uno de los casos más grave de corrupción administrativa que se haya registrado en la República Dominicana, y en ese sentido, destacaron la seria labor de investigación llevada a cabo a través de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA) para recolectar el legajo de pruebas que sustentan el extenso expediente acusatorio instrumentado en contra del grupo.

A través de un comunicado de prensa además reiteraron que seguirán haciendo cuantos esfuerzos sean necesarios para perseguir las acciones dolosas cometidas en perjuicio del Estado dominicano y procurar que en cada en cada caso se imponga la sanción que corresponda.

Palabras del Procurador
La posición del Ministerio Público, especialmente, la de quien dirige, con relación a nuestra posición referente al fallo que se acaba de emitir por parte de la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia, lo primero es que nuevamente vemos en la República Dominicana manifestaciones claras de impunidad. Estímulos precisos para que se siga robando, desfalcando, tomando el dinero del pueblo, que tanta falta hace al más desposeído. Esta decisión se enmarca lamentablemente en una tradición de décadas en la República Dominicana en diferentes casos como el de Bahía de las Águilas, que en materia penal luego de más de quince años no ha sido posible una sanción, casos como el de la Liga Municipal Dominicana, el Plan Renove, como el de Bienes Nacionales, el de diferentes alcaldías, como la de San Francisco de Macorís y otras, está también el caso que conocimos de los invernaderos en el pasado.
Lamentablemente, como ciudadano, como representante del Ministerio Público presente, como miembro del Ministerio Público anteriormente en otras funciones, expreso mi insatisfacción, mi posición de repulsa a una serie de decisiones que de manera constante, no por los elementos de prueba, no por la búsqueda de la verdad, lo único que han hecho es que prevalezca en la República Dominicana el sentimiento de impunidad, el sentimiento de que aquí todo se puede. 
Hemos avanzado mucho en la lucha contra la corrupción, con la nueva de Ley de Presupuesto, la Ley de Contrataciones Públicas, se ha fortalecido la Contraloría General de la República.
Por primera vez se han implementado procedimientos como los sorteos, la Junta Agroempresarial en este momento maneja las subastas para la adjudicación de las importaciones agropecuarias, hemos establecidos nuevos sistemas para la compra de medicinas, pero, de que vale avanzar con ciertas prácticas de transparencia, si la judicatura nacional no cumple su deber y su responsabilidad en los casos de corrupción. Aquí cada uno de nosotros no está con una pistola en la cabeza ni en el pecho, nosotros recibimos nuestros salarios de los fondos del contribuyente, nadie está por encima de eso, no entiendo, y en eso estoy totalmente de acuerdo con las afirmaciones que se puedan haber hecho en ese tribunal, sí somos intolerantes ante este tipo de situación, totalmente intolerantes, y creo que hacemos un mal servicio a la democracia de la República Dominicana. 
Cada día veo jóvenes entrando a la política, cada día veo más personas ligados a grupos empresariales, pero, cada día veo que hay mucha gente que cree que aquí se puede hacer de todo y que nada importa, que aquí se puede hacer cualquier cosa en perjuicio del Estado y que siempre habrá un mecanismo, una maniobra, o alguna otra fórmula, amistades, favores, en fin, diferentes manifestaciones que siempre, siempre, nos llevarán a la impunidad. 
El Ministerio Público reitera su posición firme en este caso y en otros casos. No he posible de que esto siga sucediendo, nosotros no vamos a bajar la intensidad, el Ministerio Público seguirá en cada uno de los casos nuevos, sean cuales sean, no importa la naturaleza de los mismos, una postura firme y decidida en los casos de corrupción.
Lamentablemente, reitero, hemos visto esta situación que nos golpea y que nos pone a dudar en algunas casos como este de la imparcialidad de los miembros de la judicatura del más alto nivel.
Con mucho dolor a mí no me merece la más mínima credibilidad la Suprema Corte de Justicia en este caso, no creo en su imparcialidad, no creo en su interés en la búsqueda de la verdad, y creo que han hecho un grave daño a la democracia de la República Dominicana, en este caso y en otros casos que hemos mencionado, porque no es este, vuelvo y reitero, ni remotamente, es una obsesión en este caso.
Siempre hay un motivo, hay una excusa para no sancionar a los grandes capos de la corrupción en la República Dominicana.
Sin embargo, no podemos perder la perspectiva, debemos de luchar. Valoro los votos disidentes de las dos magistradas que consideraron que debería ir a juicio, así como el de la magistrada que dijo que somos intolerantes, porque es verdad, que somos totalmente intolerantes a este tipo de miserias que estamos viviendo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, Tu comentario es importante y siempre será de utilidad para mejorar!