miércoles, 20 de enero de 2016

Fallece de un infarto Hamlet Hermann, a los 81 años, un forjador de la historia

PARTICIPÓ EN LA GUERRA DE ABRIL Y EN EN EL DESEMBARCO DE PLAYA CARACOLES, EN 1973



Hamlet Hermann, un forjador de la historia
SANTO DOMINGO.-El nombre de Hamlet Hermann huele a la historia reciente de la República Dominicana. Escribió su compromiso en la Guerra de Abril de 1965 y en el desembarco de Playa Caracoles, de la misma manera en la que lo hizo desde 1979 en su regreso del exilio, hasta nuestros días, con sus críticas y análisis políticos en las páginas de diarios y revistas.
Ayer falleció Hamlet Hermann, el guerrillero que desembarcó junto al expresidente Francisco Alberto Caamaño el 2 de febrero de 1973. El mismo que se puso el uniforme de la patria en la Guerra Patria del 65, en lucha contra la intervención norteamericana que impidió el retorno a la Constitución de 1963 y al gobierno del profesor Juan Bosch.
Se lo llevó un infarto al miocardio por el mediodía y la noticia llevó al luto a los dominicanos que han seguido sus pasos en las últimas décadas, y leído sus artículos y reflexiones sobre el tránsito nacional y la incapacidad de las autoridades por resolverlos. Pero al luto fueron también los que vieron en su ejemplo un acto de amor y entrega al país, aun cuando las condiciones no les fueron favorables.
Hamlet nació en Santo Domingo, hijo del matrimonio de Dardo Hermann Consonni, y Ofelia Pérez Peña, el 5 de octubre de 1934. Estudió ingeniería civil en la Universidad de Santo Domingo en 1957 y luego postgrado en planificación económica en el Instituto Tecnológico de Illinois, en los Estados Unidos.
El acontecimiento Caracoles fue el punto final en la historia del coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, quien comandaba la insurrección en las montañas, procedente de Cuba, donde se había instalado en 1959 Fidel Castro y la Revolución Cubana.
Los compañeros de Caamaño en la aventura fueron Heriberto Lalane José, Toribio Peña Jáquez, Hamlet Hermann, Claudio Caamaño, Mario Nelson Galán, Alfredo Pérez Vargas, Ramón Euclides Marte y Juan Ramón Payero. Solo sobrevive Claudio Caamaño, quien mantiene una lucha por los restos físicos de su primo hermano, para ser trasladados al Panteón Nacional.
La vida de Hermann tiene unos caminos muy interesantes que pintaban el éxito asegurado en cualquiera de las decisiones que tomara. Hamlet fue beisbolista amateur en su juventud y vistió la franela de la selección nacional varios años.
Cuenta Emilio “Cuqui” Córdoba, en una serie de historias publicadas en este diario, que la bola rápida del guerrillero llegaba sobre la cien millas, a opinión de lo que tuvieron la oportunidad de enfrentarle en las ligas nacionales.
También se le señalan luces en la construcción civil y en el reordenamiento del transporte, dos áreas a las que se dedicó en ejecución y en trabajos de consultoría para empresas internacionales y locales. Es precisamente el tema del reordenamiento del transporte por lo que se le reconoce en los últimos 20 años de vida profesional.
Creó y dirigió por vez primera la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET) en 1997, un intento por darle carácter e importancia al transporte colectivo de pasajeros en las ciudades de Santo Domingo y Santiago de los Caballeros. Sus esfuerzos valieron la pena en los primeros años de puesta en marcha, pero luego el sistema bajó la calidad y frecuencia de sus servicios.
Propuestas y ejecuciones como el Metro de Santo Domingo y los túneles y elevados le alejaron aun más de las disposiciones gubernamentales, y reforzaron su idea de que el transporte colectivo con autobuses era el mejor de los caminos para el país.
Vida política. Trayectoria.
Publicación.
Ingresó al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en la década de 1980, agrupación de la que formó parte de su Comité Central hasta 1992, cuando presentó formal renuncia a su militancia partidaria. Fue su última experiencia en militancia política. En el año 2002 fue candidato a alcalde del Distrito Nacional por el Movimiento Independencia, Unidad y Cambio (Miuca).
El 2 de febrero de 1973, el héroe de la Guerra de Abril de 1965, coronel Francisco Alberto Caamaño, desembarcó en Playa Caracoles de Azua, en la zona Sur del país para impulsar una guerra de Guerrilla en la cordillera Central que lograra las metas truncadas por la segunda intervención militar norteamericana.
Llegó al país a bordo del yate “Black Jack” junto a los expedicionarios. Fue apresado en Villa Altagracia el 25 de marzo del 1973. Estuvo preso y luego enviado al exilio, de donde regresó en el año 1979. 
Listín Diario.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, Tu comentario es importante y siempre será de utilidad para mejorar!