martes, 15 de marzo de 2016

¿Sirve de algo el PIB? Sirve para medir algún grado de desigualdad

Por: Pedro Barquero Rios

Sí, existe un indicador de la economía de un País o territorio, ese es el PIB o Producto Interior Bruto. Pero dado que la importancia y principal función de la economía es generar riqueza y bienestar, hay que realizarse una pregunta importante ¿su mejora aumenta el bienestar de un país?

Por dar una definición, el PIB es la suma del conjunto de bienes y servicios que produce una economía en un periodo de tiempo y en valor monetario. Evidentemente la producción y la demanda (más el aumento de inventarios) tienen que ser iguales, así que, podemos analizar, además, como se han consumido esos bienes y servicios. Y ya por último, también nos da una medición de las horas empleadas para producir estos biene, algo que nos permite analizar la evolución del empleo.

Además, se suele utilizar un dato asociado que es el PIB per cápita, es decir, cuanto se ha producido por habitante.
Podéis ver más información en esta entrada (Explicación Seguimiento Económico del PIB) y análisis de un trimestre aquí 

Dicho todo esto, uno de las grandes limitaciones del PIB es que no mide desviaciones ni distribuciones. Es decir, no nos da información de cómo se distribuye dentro de los distintos habitantes de una zona. Es un problema habitual de cualquier dato medio o total, perdemos la medida de la“dispersión”. Y esta dispersión es la que debe darnos una idea de los niveles de los niveles de desigualdad. 

La desigualdad en un país es fundamental para entender cómo se está creando o destruyendo riqueza y como mueve la justicia social. Si crecemos a base de crear mayor desigualdad, por ejemplo, aumentando mucho los percentiles más altos (los ricos), el PIB no reflejará correctamente esta situación de aumento de desigualdad.  Estaremos perdiendo una información muy importante para reflejar si los crecimientos económicos son “justos” para el global de la población.

Para medir la desigualdad, hay muchos indicadores, el más extendido son los coeficientes Gini, que incluyen variables de varios tipos. Otro día haré una entrada sobre este indicador,  pero hoy pretendo analizar si incrementar el PIB (o PIB per cápita) debería ser un objetivo.

Con este fin, voy a utilizar datos del Banco Mundial (http://datos.bancomundial.org/), y específicamente, “PIB per capita” y “Esperanza de vida”. La justificación del primero es que reduce el efecto del tamaño de la población y el segundo porque es un indicador que mide el acceso a la sanidad y alimentación de manera global. He utilizado los datos de 213 países y para el año 2013.

Datos año 2013, PIB per capita en dólares y escala logarítmica y Esperanza de Vida para 213 países. Fuente:  Banco Mundial.

¿Cómo debemos leer este cuadro? 
Aunque existe mucha dispersión, podemos encontrar 3 grupos de países que tienen un comportamiento similar.
    
  1. PIB per cápita cercanos a 50.000$ con esperanza de vida superior a 80 años
  2. PIB per cápita rondando 25.000$ con esperanza de vida cercana a 75 años
  3.  PIB per cápita por debajo de 10.000$ con esperanzas de vida por debajo de 70 años

Con todo esto podemos afirmar que a mayor PIB per cápita mayor esperanza de vida de manera general.  Sin embargo, 
dentro de los mismo grupos sigue existiendo muchdispersión. Es decir, en función de qué políticas económico y sociales se apliquen,  se generará mayor o menor desigualdad.

Como conclusión, el PIB nos permite analizar la mejora de la calidad de vida de un pais pero debemos añadirle mayor información para analizar las diferencias de rentas para poder analizar las posibles desigualdades sociales que puedan existir.


En próximas entradas analizaremos que indicadores son los que definen estas dispersión. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, Tu comentario es importante y siempre será de utilidad para mejorar!