jueves, 28 de abril de 2016

PRESIDENTE JCE EXHORTA A EMPRESARIOS A NO DEJAR SOLOS A LOS POLÍTICOS REALIZAR LAS REFORMAS ELECTORALES QUE NECESITA EL PAÍS


SANTO DOMINGO.-El Presidente de la Junta Central Electoral (JCE), doctor Roberto Rosario Márquez, exhortó al empresariado nacional  a  aprovechar la oportunidad de la conformación de un nuevo Congreso, el próximo 16 de agosto, para lograr una reforma virtuosa, que nazca, no fruto de la coyuntura, sino de la convicción de todos, de que somos corresponsables de pensar, diseñar y reformar nuestro sistema electoral, para realizar unas elecciones íntegras.
El doctor Rosario Márquez afirmó que los empresarios y la sociedad no deben dejar a los partidos solos realizando las reformas de la Ley de Régimen Electoral y la de Partidos Políticos, resaltando que  la estabilidad económica y política que hemos alcanzado nos exige dar ese paso”.
Señaló, que nuestra historia de sacrificios y desencuentros, del heroísmo de quienes construyen la nacionalidad y la defendieron cada vez que fue amenazada, nuestra libertad y soberanía, que son partes intrínsecas de nuestra Identidad, nos obliga. La historia nos convoca. Juntos debemos acudir a este encuentro cívico el próximo día 15 de mayo del presente año 2016.
El Presidente de la Junta Central Electoral  fue el Orador Invitado y Huésped de Honor, en el Almuerzo Mensual, de la Cámara Domínico-Americana de Comercio, donde dictó la conferencia “La Integridad Electoral, como un componente de Desarrollo Económico”, en un acto realizado en el Hotel Embajador, de esta capital.
En el mismo, el funcionario electoral anunció que las próximas elecciones tendrán un costo de unos tres mil 492 millones, 756 mil 932 pesos, de los cuales dos mil 213 millones, 481 mil 343 pesos, serán invertidos en gastos que incidirán grandemente en el desarrollo de la economía nacional.
Dijo que esta inversión es utilizada en los preparativos para la elección de cuatro mil 106 cargos públicos, que abarcan los niveles Presidencial, Congresual y Municipal, donde estarán compitiendo un total de 24 mil 296 ciudadanas y ciudadanos, aspirando a que seis millones, 765 mil electores hábiles para votar, que deberán sufragar en los 16 mil 067 colegios o centros de votación, en los venideros comicios del 15 de mayo del presente año 2016.
Destacó que  “Desde el 1966, hemos tenido elecciones continuas e ininterrumpidas, con la excepción de las del año 1996, que implicó la interrupción de un período Constitucional, pero que ocurrió dentro de un marco legal. Más aún, tenemos el mérito como nación, de haber iniciado, en el año 1978, la tercera ola democrática en Las Américas, seguido por Costa Rica, en ese mismo año, la más larga y extensa, sólo salpicada por casos excepcionales, que aunque han implicado interrupciones de mandatos constitucionales, sus propiciadores se han ocupado de revestirlos de legalidad”, puntualizó el magistrado.
Manifestó, que estas elecciones como en las anteriores, los ciudadanos convocados tienen una muy extendida creencia de que el Estado de derecho a elegir no tiene ningún costo.
“Lo consideran, por su significado para la democracia, por su fuerza y peso, como deber ciudadano y por lo tanto, creen que deben acceder a este derecho de forma gratuita. El ciudadano que comparece libremente a un aula, recibe una o varias boletas, marca un Partido o Candidato de su predilección, no percibe que el derecho que está ejerciendo lleva consigo costos ocultos. Supone que no debe pagar por recibir la boleta, el marcador, ni para un miembro de Colegio haga que su voto cuente, y llegue a su destino. Para esta persona, todo su accionar es totalmente libre de costo”, exclamó el doctor Rosario Márquez.
El Presidente del órgano rector de comicios y de la Identidad Nacional, destacó  el impacto que tienen los comicios, en la economía nacional, que incide de manera directa en los actores que participan  en la presente campaña electoral.
“Algunos economistas han tratado el tema, regularmente exponiendo macro-teorías, donde se vinculan los resultados electorales con coyunturas económicas, que pueden favorecer o no, a los individuos o grupos que ostentan el Gobierno”, dijo el magistrado Rosario Márquez.
“Sus concepciones sobre cómo invertir los recursos del Estado son poco difundidas y escasamente dirigidas por los votantes. Es difícil que el dominicano promedio, a la hora de inclinar sus simpatías electorales, piense en cómo la elección de un candidato u otro inclinará la política económica hacia un determinado sector”, expresó el funcionario.
Dijo que en los comicios del año 1994, fueron las más cuestionadas, polémicas e influyentes en el devenir político de la nación.
El funcionario electoral, recordó que entre los acuerdos arribados para poder superar la crisis post-electoral del 1994, las fuerzas políticas acordaron que la JCE, estuviera integrada por personas confiables ante los ojos de los contendientes por la Primera Magistratura del Estado y de la ciudadanía. Esta Junta estuvo presidida por el reconocido jurista santiaguense, César Augusto Estrella Sadhalá.
“A partir de esa fecha, ningún proceso electoral dominicano puede ser asociado a crisis económica, pese a que en varios de éstos, hubo sobresaltos e imperfecciones. Se desarrollaron elecciones Municipales y Congresuales, en los años 1998, 2002, 2006 y 2010, con un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), de un (7.3) por ciento, (4.1), (10.7) y (7.3) por ciento, respectivamente, superiores todos al (5.6) por ciento, del (PIB), real”, enfatizó Rosario Márquez.
Afirmó, que la actual gestión de la Junta Central Electoral, se ha ocupado de transformarla en una institución de servicios públicos, con capacidad de gerenciar las funciones puestas a su cargo, con eficiencia y transparencia, ha modernizado la administración del Registro Civil e igualmente, la Cédula de Identidad y Registro Electoral.
De su lado, el Presidente de la Cámara Domínico-Americana, Gustavo Tavares, agradeció la presencia del magistrado Roberto Rosario Márquez, para exponer todo lo relativo al actual proceso de organización y montaje de las venideras elecciones del 15 de mayo, en presencia de los miembros de esta entidad, y del Embajador de los Estados Unidos de Norteamérica, James Wally Brewster.
“En apenas dos semanas volveremos a las urnas para elegir a nuestras autoridades en la Presidencia de la República, el Congreso y las Alcaldías, para los próximos cuatro años. Se trata de un proceso democrático que engloba la elección de más de cuatro mil cargos, algo que no pasaba en unas mismas elecciones, desde hace algo más de dos décadas. Esta Cámara Domínico-Americana, ha tenido por costumbre sumarse al proceso electoral, a través de almuerzos como el que nos congrega en el día de hoy”, manifestó el empresario Gustavo Tavárez.
La mesa principal estuvo encabezada además de los Presidentes de la JCE, doctor Roberto Rosario Márquez, de la Cámara Domínico-Americana, Gustavo Tavárez, el pasado titular de esta entidad, Alfonso Paniagua, Franklin León, de la Cervecería Nacional Dominicana, Mónica Infante, de AERODOM, Máximo Vidal, el Embajador de los Estados Unidos de Norteamérica, James Wally Brewster, Ricardo Pérez, Eduardo Cruz y Francheska Rainieri, entre otros.

Acompañaron al magistrado Rosario Márquez, el también Juez miembro titular de la Junta Central Electoral, doctor César Féliz y Féliz, la Directora de Registro Electoral, Dolores Fernández, el Director Nacional de Informática, Franklin Frías, el Secretario General, Hilario Espiñeiro, el Director de Elecciones, Joel Lantigua, el Director de Registro Electoral, Luis Mariano Matos, el Director de Cedulación, ingeniero Américo Rodríguez y el Director de Comunicaciones, licenciado Don Félix Reyna, entre otros funcionarios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, Tu comentario es importante y siempre será de utilidad para mejorar!