viernes, 9 de diciembre de 2016

Dieta y diabetes: prevención de la hipoglucemia

SALUD

La Diabetes está reconocida como epidemia mundial por la OMS, puesto que su incidencia ha aumentado dramáticamente en las últimas décadas. Dieta y Diabetes deben ir de la mano para controlar el azúcar en sangre, mejorar el pronóstico de la enfermedad y prevenir complicaciones, que afectan mucho a la calidad de vida de estas personas.

Qué es la diabetes. Tipos de diabetes

Tener diabetes implica que tu cuerpo no puede producir o utilizar la insulina adecuadamente. Esto provoca la elevación del nivel de glucosa (azúcar) en la sangre. Previamente suele producirse un estado de resistencia a la insulina, que si se detecta a tiempo, puede retrasar o incluso evitar el progreso a diabetes.

Es necesario diferenciar la Diabetes tipo 1, que es una patología autoinmune que precisa insulina, dieta, ejercicio y que no se cura; de la Diabetes tipo 2 que puede mejorar su pronóstico mediante protocolos de dieta y diabetes, realizando ejercicio físico y en muchas ocasiones precisa medicación (hipoglucemiantes orales e insulina).

La diabetes gestacional es una alteración en el metabolismo de la glucosa que se produce durante el embarazo, habitualmente en la segunda mitad. Se caracteriza por una mala utilización de los hidratos de carbono (azúcares) de la dieta. Se da en un 10% de mujeres embarazadas. Es más frecuente en mujeres mayores de 30 años, antecedentes familiares de diabetes, obesidad o antecedentes de diabetes en anteriores embarazos.

La diabetes insípida se produce cuando los riñones no son capaces de evitar la eliminación de agua. La diabetes insípida central deriva de un déficit de hormona antidiurética o vasopresina. Cuando se produce por un trastorno renal, se llama diabetes insípida nefrógena. Esta patología no mejora con la dieta.

Dieta para diabéticos

Una alimentación equilibrada te ayudará a mantener el azúcar en sangre en un nivel adecuado. Es una parte fundamental del tratamiento de la diabetes, ya que controlando la glucemia, se pueden prevenir las complicaciones de la diabetes.

Las personas con diabetes deben prestar atención a los hidratos de carbono de sus comidas, a la intensidad del ejercicio físico que realizan, al estrés emocional y a la medicación pautada para poder controlar su nivel de glucosa.

No hay ningún alimento perfecto, se debe seguir una dieta variada basada en alimentos poco procesados y de temporada. Las personas con diabetes pueden comer los mismos alimentos que el resto de la familia. De hecho la dieta para diabetes es la dieta perfecta para alcanzar y mantener el peso ideal y mejorar la salud y la calidad de vida para cualquier persona.

Dieta por intercambios

La dieta por intercambios es muy frecuente entre los endocrinos. No ofrece menús cerrados, sino un intercambio entre seis grandes grupos de alimentos:

Lácteos: leche, yogur, queso, postres lácteos…

Grasas: aceites, mantequilla, nata, mayonesa, frutos secos, aguacate…

Hidratos de carbono: pan, pasta, arroz, legumbres, patata…

Proteínas: carnes, pescados, huevos, queso fresco.

Frutas

Verduras
  Este método se basa en la compensación a lo largo del día. Si en una comida se comete algún exceso de hidratos de carbono, se compensa reduciendo la ración de HC en las siguientes tomas. Ofrece flexibilidad pero en Dieta Coherente creemos que se debe buscar el equilibrio en CADA COMIDA para prevenir picos de azúcar en sangre.

Regla del plato de Dieta Coherente

Te proponemos la regla del plato coherente para mantener estable tu nivel de azúcar en sangre. Nuestros Nutricionistas son expertos en dieta y diabetes. Pueden ayudarte a diseñar un plan de comidas en función de tu peso, medicación, estilo de vida y otros problemas de salud.

Dieta y Diabetes. Menú para diabéticos

Qué puede comer un diabético?

Sigue los siguientes consejos a la hora de organizar tus menús:

Establece un horario fijo de 5-6 comidas, teniendo en cuenta:
En todas las comidas debe haber: proteína, grasa e hidratos de carbono.

Tres comidas principales y dos/tres tentempiés.

No dejes pasar más de una hora, desde que te levantas sin desayunar.

No dejes pasar más de 4-5 horas entre comidas.

Si pasan más de 3 horas desde la cena a la hora de acostarte, debes tomar un snack (tipo media mañana o merienda).

Reduce la ingesta de alimentos con alto contenidos de azúcar natural o azúcares ocultos.

Basa tu dieta en cereales integrales, frutas y vegetales de temporada.

Prepara los alimentos a la plancha, cocidos, al vapor, horno…. Evita preparaciones culinarias que incorporan mucha grasa: fritos, guisos, empanados, potajes, etc.

Reduce el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas y trans.

Limita el consumo del alcohol.

Usa menos sal. Puedes condimentar la comida (limón, vinagre, especias, pimienta…) para dar sabor a los platos.

Toma un vaso de agua templada con 2-3 gotitas de limón antes de desayunar.

Bebe de 1,5-2 litros de agua al día. Mejor fuera de las comidas.

La coca-cola, el café, el mate y el té son acalóricos, pero son potentes estimuladores de la insulina y del almacenamiento de grasa corporal, por lo que reduce su consumo y si los tomas, que sea en el desayuno junto con otros alimentos con fibra. El resto del día tómalos descafeinados.

Intenta reducir el nivel de estrés pues provoca la misma respuesta fisiológica que la cafeína. Puedes practicar técnicas de relajación o yoga.

Toma 15 días este caldo depurativo.

Practica ejercicio moderado al menos un poco más de lo habitual. 20-40 minutos de caminata al día. Dieta diabetes gestacional

Las recomendaciones en diabetes gestacional que no necesita insulina, son las mismas que para la diabetes tipo 2. La dieta es parte del seguimiento de la embarazada y previene las complicaciones asociadas a la hiperglucemia durante el embarazo, como peso fetal elevado (macrosomía), hipoglucemia neonatal, parto prematuro, preclamsia, polihidraminosis (aumento del líquido amniótico) o infecciones urinarias o vaginales.

Sigue una dieta equilibrada con una cantidad controlada de hidratos de carbono. Haz 6 comidas y evita los azúcares de absorción rápida. Realiza ejercicio moderado a diario.

Es muy importante que realices controles de glucemia capilar (valores deseables  <95 en ayunas y <140 una hora después):

Antes de desayunar

Una hora después de las comidas principales Alimentos para diabéticos

Hidratos Carbono Alimentos

No mezcles féculas en la misma comida: pan, pasta, arroz, patatas, plátano, maíz, remolacha, calabaza.

No tomes la fruta sóla, siempre acompáñala de algo de proteína o frutos secos para regular la glucemia.

Las recomendaciones de los endocrinos para dieta y diabetes, suelen ser en función de la cantidad de hidratos de carbono de la comida. Debes saber calcular tus raciones de HC para evitar hiperglucemias por exceso o hipoglucemias por un consumo de HC inferior al pautado.

En la siguiente infografía te mostramos las equivalencias por ración de hidratos de carbono.

Frutas para diabéticos

Manejo de hipoglucemia

La hipoglucemia es un nivel bajo de azúcar en sangre que puede causar temblores, debilidad, confusión, irritabilidad, hambre, sudoración, dolor de cabeza o cansancio. Si notas estos síntomas mídete la glucemia y si es menor de 70, toma un tentempié como el de media mañana o merienda para regular el azúcar en sangre:

1 fruta o un vaso de zumo con una loncha de fiambre magro y dos frutos secos.

1 vaso de leche o un yogur con dos frutos secos. Después de 15 minutos, mídete de nuevo y repite la ingesta hasta que que el azúcar en sangre suba de 70.

Diabetes, ejercicio y microbiota

Además de Dieta y Diabetes, según las últimas investigaciones el ejercicio es un pilar fundamental del tratamiento de la diabetes. Ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre, mejora el control glucémico a largo plazo (monitorizado mediante una hemoglobina glicosilada menor de 6,5-7) y mejora la resistencia a la insulina.

Si estás a tratamiento con insulina, ten en cuenta que debes ajustar las unidades de insulina en función de la intensidad y duración del deporte y del nivel previo de glucemia.

Mucho grupos de investigación están poniendo de relieve la importancia de la microbiota para mejorar el pronóstico de la diabetes (antes conocida como flora intestinal). Por ello aumenta el consumo de alimentos prebióticos y probióticos para fortalecer tu flora intestinal.

Recetas para diabéticos

Cocinar sano, no significa cocinar sin sabor. Consulta nuestro artículo con las 500 mejores recetas para personas con diabetes, son recetas light para toda la familia, clasificadas por ingrediente. 

Fuente: Salud.facilisimo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, Tu comentario es importante y siempre será de utilidad para mejorar!